Historia

Según investigaciones recientes, pudo ser la capital de los zoelas (antiguo pueblo Astur), siendo por tanto el posible emplazamiento de su capital llamada “Curunda”. Además, pudo ser un referente destacable de la variante sur —tras la bifurcación en Figueruela de Arriba— de la Vía XVII del Itinerario Antonino, la calzada romana que conectaba Braga y Astorga, se le atribuye según varios investigadores el nombre de “Caesara” al municipio de Rabanales, dada la coincidencia en distancias que varios milarios de la zona indicaban con este destino.

Su pasado está parcialmente documentado y de él destaca la existencia, aún perceptible, de los cuatro castros que se han documentado en su término. De ellos hay tres protohistóricos: el de «San Juan» —del que se han extraído monedas—, el de «Gallinera» —del que se han extraído restos cerámicos— y el de «La Luisa». Además está «El Castrico» que es el que más restos arqueológicos ha aportado y que alberga una necrópolis romana, estando aún pendiente de determinar su cronología anterior.

Ver vistas aereas de los castros

Son numerosos los vestigios de cronología romana que se han hallado en esta localidad. Entre ellos destaca una inscripción dedicada al emperador César Augusto, Hijo del Divino (S.II a.C.) que se supone fue un pedestal de una estatua. Este, y otros hallazgos, refuerzan la posible existencia de una variante del trazado de la Vía XVII que pasaría por Rabanales. Los habitantes de esta localidad, en la convicción de su pasado romano, exhiben en la actualidad un busto del emperador romano César Augusto en la plaza Mayor.

Tradiciones

El habla en aliste es una variante del leonés con influencia del galaico-portugués, debido a la proximidad geográfica con dicho dominio lingüístico.​ Desde el siglo XIX y principios del XX su uso prácticamente ha desaparecido y solo quedan algunos restos de él en castellano que actualmente hablan ciertas personas más mayores.

El traje tradicional de alistano es una de las joyas etnograficas de este territorio, tanto las camisas de lino mujer y hombre estaban condeccionadas con lino el cual se extraia de la zona, son camisas muy trabajadas  y bordadas a mano.

El traje de mujer destacamos las siguinetes partes entre otras: pañuelo de cabeza, el justillo, cabachas, cintas, mandiles rayados, la sava, las medias, zapatos de oreja, relicarios, coraladas…

El traje de hombre destacamos entre otras piezas: chaleco, calzón, medias, polainas, cholas, montera, faja, casaca, capa parda.

La agricultura y la ganadería fueron y son metodos de vida y trabajo en la zona, destacó el empleo de vacas como animal de tracción y de trabajo a la hora de sembrar y para llevar carga, hoy por hoy es dificil ver este testimonio. Muchos elementos que se utilizaban para labores agrícolas, así como para tarbajo textil y que haceres diarios, los podemos encontrar en El Museo Etnográfico de Rabanales, C/ Iglesia 2,  49519  Rabanales de Aliste (Zamora)